Haga click para acceder al sitio web del Ministerio de Medio Ambiente. Se abrirá una nueva ventana
Haga click para acceder a la página principal de este sitio web

Confederación Hidrográfica del Guadiana
Fecha: 10 de diciembre de 2019
imprimir página

Contenidos


Confederación Hidrográfica del Guadiana

Geologí­a

1 Geología de la demarcación del Guadiana 

En el contexto geológico de la Península Ibérica, la cuenca del río Guadiana ocupa terrenos  pertenecientes al orógeno alpino en las áreas de cabecera, y a las cordilleras hercínicas a partir de Ciudad Real y hasta su desembocadura en el Océano Atlántico, en ambos casos cubiertos ocasionalmente por depósitos neógenos. 

1.1 Las áreas alpinas 

Las áreas alpinas están representadas por dos grandes conjuntos, porciones de sendas cordilleras de plegamiento:

 -La Sierra de Altomira y las alineaciones asociadas, que pertenecen a la Cordillera
Ibérica y tienen su misma directriz tectónica (aquí prácticamente norte-sur) con
secuencias plegadas del Mesozoico y del Paleógeno separadas por franjas neógenas sin
apenas deformación. Entre unas y otras discurren los ríos Riansares, Gigüela, Monreal,
Záncara y Rus, que drenan una porción importante de la provincia de Cuenca y entregan
sus aguas a la esponja de la Llanura Manchega. 

 -El Campo de Montiel, situado entre las provincias de Albacete y Ciudad Real, está
constituido por terrenos del Mesozoico, jurásicos y triásicos, pertenecientes al contexto
de las series sedimentarias de las Cordilleras Béticas. Son series en facies de borde que
conforman una amplia meseta entre los 900 y 1.000 m sobre el nivel del mar, apenas
afectadas por el plegamiento alpino, que sí se desarrolla ampliamente en la Sierra de
Alcaraz, algo más al sur y ya en la cuenca del Guadalquivir, con continuos
cabalgamientos afectando a estas mismas series mesozoicas. De esta meseta nacen los
ríos Valdelobos, Córcoles, Alarconcillo, Pinilla, Azuer y Jabalón, todos ellos originando
una suave erosión remontante y todos ellos, excepto el Jabalón, discurriendo hacia el
noroeste para alimentar también al acuífero de la Mancha Occidental.
La Llanura Manchega, ubicada entre esas comarcas orientales de la cuenca hidrográfica y las áreas hercínicas, está constituida por materiales neógenos, permeables en buena parte y depositados en régimen continental, tanto sobre terrenos paleozoicos como mesozoicos. La sobreexplotación de os recursos hídricos de esta zona de La Mancha, ha separado en los últimos lustros a la cuenca del Guadiana en dos regiones hidrográficas diferenciadas: 

 -La Cuenca Alta, prácticamente endorreica y que incluye los sistemas fluviales del
Gigüela-Záncara, Azuer y Alto Guadiana, con unos 16.000 km2, cuyas aguas desaparecen en la citada Llanura Manchega o Unidad Hidrogeológica 04.04. Mancha Occidental, y 

 -El resto de la cuenca hidrográfica, con predominio de la escorrentía superficial y que
drena desde la cuenca del Bañuelo por margen derecha del Guadiana y desde la cabecera del Jabalón por margen izquierda hasta la desembocadura en el Océano Atlántico. 

1.2 Las áreas hercínicas 

Las áreas hercínicas de la cuenca constituyen más de las tres cuartas partes de la superficie total. 

En ellas están representados tres dominios de los establecidos por Lotze (1.945, 1970) y modificados en el Mapa Tectónico de la Península Ibérica (Julivert et al., 1974) y por Robardet (1.976): Las Zonas Centroibérica, de Ossa-Morena y Sudportuguesa, de las que hacemos a continuación una sucinta descripción de sus características más relevantes: 

1.2.1 La Zona Centroibérica 

Domina un área muy extensa entre los Montes de Toledo y el batolito de Los Pedroches y que se prolonga hacia la cuenca del Tajo. Se caracteriza por: 

 -Una secuencia precámbrica (Alcudiense, atribuida al Proterozoico) de tipo flysch, muy
potente y monótona, de pizarras y grauvacas con tramos de conglomerados, que ha sido
afectada por una orogenia prehercínica anómala de cizalla, con pliegues de eje
subvertical y sin apenas metamorfismo regional asociado. Aparece en franjas
anticlinoriales según directrices hercínicas que, sin embargo, no respeta en los
afloramientos. Se extiende especialmente por el valle de Alcudia y las comarcas de La
Serena y La Siberia extremeña. 

 -La serie paleozoica comienza casi siempre con la "cuarcita armoricana" del Arenigiense,
conformando características alineaciones (sierras) en decenas de kilómetros y las cotas
más elevadas. Esta secuencia paleozoica mantiene un predominio de las facies detríticas
a lo largo de toda la columna estratigráfica y en cualquier ámbito geográfico.
Especialmente domina en las comarcas de Villuercas y Los Montes, así como en las áreas
occidentales de la provincia de Ciudad Real. 

 -La orogenia hercínica produjo el plegamiento de esta serie paleozoica, sin apenas
metamorfismo regional asociado, de suerte que suelen hallarse restos fósiles en niveles
litológicos favorables. Esta misma orogenia provocó la intrusión de grandes macizos
graníticos, que gene-raron una aureola de metamorfismo de contacto. Destaca sobre
todos el batolito de Los Pedroches, que se alarga en un prolongado afloramiento desde el norte de la provincia de Jaén, atraviesa la comarca cordobesa que le da nombre y
continúa por la provincia de Badajoz. 

1.2.2 La Zona de Ossa–Morena 

Ocupa una ancha banda de la Península entre el batolito de Los Pedroches y la Sierra de Aracena, extendiéndose por buena parte de la provincia de Badajoz. Se caracteriza por: 

 -La existencia de un Precámbrico de génesis mixta ígnea (rocas volcánicas y plutónicas) y sedimentaria, con litologías variadas y complejas y afectado por una orogenia
prehercínica que lleva asociado un metamorfismo regional intenso. Aflora ampliamente
en el Anticlinorio de Olivenza-Monesterio y, mucho menos (frecuentemente está bajo
depósitos neógenos), en la banda Badajoz-Azuaga. 

 -El Cámbrico Inferior se desarrolla ampliamente, siempre bordeando a las series
precámbricas antes mencionadas. Es característico el tramo calizo-dolomítico, que aflora
en buena parte de la provincia de Badajoz, donde es origen de la U.H. 04.11.Zafra-
Olivenza, así como en la sierra de Aracena. 

 -El resto de la serie paleozoica mantiene pocos elementos comunes con los que
caracterizan a la Zona Centroibérica, entre los que cabe siempre citar a la "cuarcita
armoricana", que aflora en la franja más septentrional de esta Zona (Sierras de San
Serván y de Hornachos). 

 -Son característicos y numerosos los batolitos graníticos, asociados a diferentes fases de
la tectónica hercínica y, casi siempre, a los núcleos anticlinoriales dominados por los
terrenos del Precámbrico. 

1.2.3 La Zona Sudportuguesa 

Ocupa una buena porción de la provincia de Huelva y domina el área lusitana que la define. Su característica más relevante es el predominio de potentes y monótonas series detríticas del Devónico y del Carbonífero de carácter flyschoide, con importante volcanismo asociado, tanto ácido como básico, y que originaron la conocida “Faja Pirítica”, causa de la importante actividad minera (cobre, oro, plata, etc.) de esas comarcas del suroeste de la Península Ibérica. 

1.3 Los terrenos recientes 

Los depósitos neógenos predominan en las áreas de cabecera de los ríos Záncara y Gigüela en facies detrítico-evaporíticas, terrenos que conforman áreas de pobre desarrollo agrícola y, consiguientemente, muy poco pobladas. En fuerte contraste, las demás comarcas dominadas por los terrenos más recientes suelen ser también las más ricas y pobladas: las ya descritas anteriormente de la Llanura Manchega en la Zona Oriental de la cuenca, la Tierra de Barros y las Vegas del Guadiana en la Baja Extremadura, y la Llanura Costera y El Condado en la franja meridional de Huelva.
Las áreas más ricas y las principales zonas de regadío existentes están repartidas sobre terrenos del Mioceno y del Cuaternario, los más favorables agronómica y topográficamente para ser dominados por obras hidráulicas destinadas a la puesta en riego de miles de hectáreas situadas en ellos, donde asimismo se encuentran las principales unidades hidrogeológicas para captación de aguas subterráneas mediante pozos y, como suele ser normal, los núcleos de población más importantes.
Finalmente, cabe citar el importante volcanismo desarrollado durante el Neógeno en el Campo de Calatrava. 

Los numerosos estudios llevados a cabo desde 1983, geológicos, geotécnicos, hidrogeológicos, de canteras para áridos y de graveras, etc., con apoyo de sondeos geotécnicos con extracción de testigo continuo, estudios geofísicos, ejecución de redes piezométricas y decenas de pozos de captación, a lo largo y a lo ancho de nuestra cuenca del Guadiana nos han permitido evaluar y comparar los distintos tipos de terrenos que conforman la geología, relacionar y justificar los diferentes aspectos de cada contexto, de cada comarca, de cada tipo de terrenos. 

Mapa Geológico de la Demarcación del Guadiana


Información de interés
  • 250 Lugares de Interés Hidrogeológico de la Demarcación Hidrográfica del Guadiana (parte española)
 Enlace para la descarga de un video. Se abrirá una nueva ventana.

© Confederación Hidrográfica del Guadiana - Avda Sinforiano Madroñero s/n -06011 Badajoz - Tlf. 924 212100



Certificado W3C Valid XHTML. (Se abrirá en una ventana nueva)   Certificado W3C Valid CSS. (Se abrirá en una ventana nueva)   Certificado W3C Valid WAI Doble-A. (Se abrirá en una ventana nueva)